LOADING CLOSE

PPR: Sistema de Control Parental.

PPR: Sistema de Control Parental.

Los riesgos de internet en realidad de virtual no tienen nada.

 

El PPR, Practicar una Paternidad Responsable, es el viejo y tradicional método de realizar un control parental efectivo, no solamente a nivel virtual evidentemente. Para muchos padres el concepto de paternidad responsable y entender que son, precisamente, los responsables del primer nivel de condicionamiento al que son expuestos sus hijos, parece ser que no les preocupa en lo más mínimo.

La preocupación por parte de los padres, cuando menos de algunos, sobre los contenidos a los que acceden sus hijos en internet es grande. El tiempo que pasan delante de un ordenador hoy día los niños y adolescentes es realmente surrealista. Vale, las cosas han cambiado y muchos padres argumentan que es mejor tener a sus hijos dentro de casa y no por las calles. Entiendo tal posición, aunque no seamos tan ingenuos de pensar que en internet estarán seguros de posibles influencias negativas o cosas bastante peores. 

El PPR, Practicar una Paternidad Responsable, es la mejor y más eficiente herramienta de control parental del mercado. El primer paso en la senda de controlar a sus hijos en el mundo virtual y velar por la seguridad de éstos.

Los sistemas habituales de control parental tienen por cometido, justamente, controlar la actividad en un ordenador, en éste caso establecer restricciones de acceso y utilización. Insisto, recordemos que es una responsabilidad legal de los padres o tutores velar por el bienestar de sus hijos, entre otras muchas cosas desde luego y no solamente por una cuestión legal están obligados, es una cuestión de ética.

Los sistemas de control parental propietarios del sistema operativo que se utilice en el ordenador son bastante efectivos, siempre y cuando claro sepamos utilizarlos y configurarlos en relación a nuestros intereses.  En Windows, los cuales son el Sistema Operativo más utilizados en el mundo, lo más básico es configurar las cuentas de usuario y de ahí podemos controlar no solamente la navegación web de los otros usuarios, también podemos controlar el acceso a otras utilidades como por ejemplo los video juegos y hasta los horarios de utilización.

Cada configuración dependerá de la versión del Sistema Operativo de Windows que esté instalada en el ordenador. Para los usuarios de ordenadores Mac también el OS X cuenta con el correspondiente sistema de control de cuentas de usuario y podemos establecer la correspondientes restricciones y control de actividades.

La diferencia generacional entre padres e hijos en muchos casos es un factor que dificulta las relaciones interpersonales, en el caso del lenguaje tecnológico muchas veces el desfase es tremendo. Muchos padres ni siquiera dominan lo más básico en cuanto al mundo informático o la navegación por internet y claro, el desconocimiento de la red pude ser arma de doble filo porque en ella encontramos todo lo que somos como sociedad, es decir, lo positivo y lo negativo. 

El control parental y las víctimas del acoso en internet.

Algunos padres se echan las manos a la cabeza cuando a través de los medios de comunicación se enteran de menores de edad han sido víctimas de actos bizarros,  precisamente éstos derivados de modalidades muy frecuentes de detectar dentro del mundo virtual. Tal es el caso del Gooming, modalidad en la cual un adulto simula su verdadera identidad para entrar en contacto con un menor para manipularle a su antojo.

Las redes sociales han servido como medio para entrar en contacto con menores de edad por parte de delincuentes y obligarlos, por ejemplo, a desnudarse frente a su cámara web, para luego literalmente extorsionarles y empujarles a realizar otro tipo de actos execrables.

El Cyberbullying por ejemplo, se ha convertido lamentablemente en una modalidad de acoso muy extendida en internet, propiciado en buena parte por el compartir información privada sin tener conciencia por parte de los menores de las consecuencias de esto. Muchos son los casos de acoso virtual en los que el resultado es incluso de muerte; bien sea por cometer suicidio la víctima o por ser utilizada ésta vía para propiciar encuentros que a posterior terminan con resultados trágicos o cuando menos muy graves.

 

El control parental en la práctica: cómo actuar los padres ante el acoso.

La pregunta de muchos es simple, ¿dónde estaban los padres?, pues bien, la mejor solución es aplicar el método PPR, Practicar una Paternidad Responsable e implementar un sistema de control parental; como también tener en cuenta los siguientes elementos:

– Establecer una comunicación clara y efectiva con los menores de edad; la cual debe tener como finalidad no solo advertir a éstos de los posibles peligros y consecuencias de internet, también la de generar conciencia en ellos en cuanto a la necesidad de asumir la responsabilidad de sus actos.

– No confundir los roles establecidos por parte de los padres es clave; un padre, si bien es menester tenga un buen grado de confianza con su hijo, no es un amigo o colega de éste, es su padre. La proyección de rol paterno, puede eventualmente confundir la esencia misma del rol si ésta no es clara y definida; atendiendo claro desde la posición del hijo el cual es receptor de la misma.

– Procede por parte de los padres actualizarse, no solo respecto de los nuevos medios tecnológicos y su potencial, también desde la funcionalidad misma de ellos. Para poder implementar un sistema de control parental y controlar las actividades en internet de un menor hay infinidad de herramientas, la cuestión es saber utilizarlas de forma efectiva.

– Informarse y no subestimar en modo alguno las consecuencias de ser víctima de modalidades como el Cyberbullying, el Grooming o el Sexting. Como tampoco subestimar la capacidad y los conocimientos para moverse dentro del mundo virtual que pueda eventualmente tener su hijo.

– Implicarse en las actividades que su hijo desarrolla en internet no es invadir su privacidad, es velar por él, y también se traslada la ámbito del control parental. Desde luego se debe actuar con delicadeza y en ningún momento intentar violar su intimidad es menester. Simplemente marcar horarios y tiempos de navegación en internet, estar al tanto de las redes sociales en las que participa y el tipo de contenidos que comparte, ello insisto, sin ánimo de violar la intimidad del menor.

– Ante la sola sospecha de que su hijo puede ser víctima de Cyberbullying, Grooming o Sexting, no evadir la cuestión y proceder en consecuencia hablándolo de forma clara con su hijo. Incluso llegado el caso, y si así lo determinasen las circunstancias, recurriendo a las autoridades competentes para denunciar los hechos.

No pretendo condenar ni mucho menos realizar juicios de valor sobre los métodos de educación de algunos padres aunque, y a las pruebas me remito, a muchos habría que darles de comer aparte, porque pasan olímpicamente y sin pudor alguno de ejercer la obligación de velar por sus hijos. Lógicamente, el resultado de la falta de un control parental efectivo tiene sus consecuencias y luego vienen las lágrimas, los ataques de histeria y las escenas que estamos acostumbrados a ver en televisión.

Al final de cuentas el mejor método es prevención, y nada mejor para ello que educar en valores de respeto y confianza. Intentar prevenir en sí mismo es un elemento que se refleja como parte del ejercicio de una paternidad responsable.

Si quieres saber más sobre las diferentes modalidades de acoso en internet, y cómo prevenirlas, puedes consultar el artículo encima vinculado. Al mismo tiempo, si desconoces el cómo funciona internet y quieres ilustrarte un poco más sobre ello para establecer mejores niveles de control y seguridad, tanto para ti como para tus hijos, te recomiendo los artículos que escribí sobre qué son los protocolos de internet y cómo funcionan.

Author: Daniel Costa Lerena

Psicólogo Clínico, Master en Coaching y NLP-DBM.
Webmaster y Blogger.

(11) Comments
  1. Desde luego que si más de un padre se ocupara un poco más de las actividades virtuales de sus hijos otra sería la historia, cuando menos se evitarían hechos lamentables. Gracias por tu comentario.

  2. Excelente tocar este tema y sobretodo con esta visión y enfoque siempre muy oportuno y profesional. Llamando a la proactividad en lugar de llorar sobre la leche derramada. Creo que hay mucho por hacer, para ayudar a cambiar la historia de miles e niños que en este preciso momento están siendo agredidos psicológica y físicamente por pares…Si pudieramos escuchar a uno de ellos, creo que su sufrimiento gritaría : Ayuda!!!! Antes que incluso, pueda abrirse la terrible solución de "quitarse la vida"…como una única puerta mágica de salvación.

    Un gran abrazo Daniel!!! y gracias por tus excelentes aportes, este mundo los necesita…

    Pablo

  3. Perdoname porque la verdad fui un poco ordinario pero es que me revienta que después se quejen los padres cuando les pase algo a sus hijos. Se tendrían que preocupar más por ellos y dejarse de tanta historia.

  4. Nada, a mi también me molesta bastante cuando muchos padres salen en la televisión gritando y rasgándose las vestiduras poruqe les sucedió algo grave a sus hijos. Me refiero a aquellos progenitores que incumplieron sus deberes paternales o no practicaron una paternidad responsable; luego claro, viene el baño de lagrimas. Un saludo.!

  5. Una verdad como un templo, de los padres parten muchas conductas que en la adolescencia y edad adulta se convierten en graves problemas para los niños. Muy claro y también cierto que nadie le gusta que les digan las verdades, soy padre y si uno de mis hijos le falta a una maestro no se lo dejo pasar, como otros padres que además de ponerse de parte de sus hijos incluso insultan a los maestros delante de sus propios hijos. No se si mi comentario está poco o muy relacionado con el artículo pero así lo interpreto yo. Mi enhorabuena por el articulo y tu blog.

    1. Gracias por compartir tu opinión y comentar desde la experiencia. Muchas conductas y comportamientos, como bien tú comentas, se pueden "evitar" por parte de los padres en las primeras fases de desarrollo del niño y/o adolescente. Lo que comentas sobre la falta de autoridad de maestros y profesores es un hecho, lamentablemente ciertos valores básicos como el respeto parece se están perdiendo; como también que muchos padres se colocan de lado de sus hijos y desautorizan la figura del profesor sin detenerse a pensar en las consecuencias que derivan de ello. Un saludo!

  6. El control parental más difundido es el Windows, porque los padres le tienen más miedo a internet por desconocimiento que a los peligros que acechan a sus hijos en las calles. La educación en el hogar es la mejor profilaxis con diferencia y los demás son placebos.

Deja un comentario