LOADING CLOSE

Ser proactivo es mucho más que ser activo.

proactivo

Ser proactivo es mucho más que ser activo.

Qué es la actitud proactiva y cuáles son sus principales características del individuo proactivo.

 

El término proactivo se viene utilizando bastante en las últimas décadas, las empresas y organizaciones incluso en sus ofertas de empleo dejan claro que procuran incorporar a sus plantillas personas proactivas. El ser proactivo deriva más de una actitud proactiva que de una conducta propiamente dicha, y no solo se limita a conceptos tales como los de “personas activas” o “individuos con iniciativa”.

La proactividad como tal se sitúa en otro nivel que la actividad misma y, al mismo tiempo, se contrapone directamente con la pasividad en cualquiera de sus manifestaciones. Básicamente ser proactivo significa tomar el control de nuestra conducta de forma activa; para ello es menester por comenzar a hacernos responsables de todos nuestros actos de forma consciente. Responsabilizarnos de nuestros actos al mismo tiempo implica analizar nuestra conducta no solo desde el aspecto activo, desde el pasivo también. Tanto por omisión como por acción siempre estamos actuando; siempre de un modo u otro estamos generando, desde lo pasivo como de lo activo, desde el acto como desde la palabra e incluso a través de nuestros silencios e indiferencia.

Si bien la RAE (Real Academia Española) no acepta el término proactivo, sugiere se utilice como sinónimo “persona con iniciativa”. En parte la definición ofrecida por la RAE se ajusta al concepto de proactivo, aunque no es del todo completo, pues no contempla la necesidad de asumir responsabilidad alguna por parte del individuo. Tomar la iniciativa para que las cosas sucedan no es exactamente ser proactivo, se necesita tener claro qué es lo que queremos, por qué lo queremos, para qué lo pretendemos y claro, cómo lo lograremos.

La actitud proactiva también ha sido vinculada por muchos autores a la libertad, terreno que es cuando menos susceptible de confundirse con la espiritualidad e incluso hasta con la metafísica. En realidad dichos autores vinculan el ser proactivo a la toma del control de nuestras vidas, interpretando que nada es casualidad y solo existen las causalidades, con lo cual no somos ni más ni menos que los dueños de nuestros destinos. En mi opinión personal ello en modo alguno implica la necesidad de entrar en terrenos espirituales, pues considero que es algo más tangible y práctico, aunque desde luego respeto los argumentos que esgrimen dichos autores sin llegar a compartirlos.

Stephen Covey, en su libro The Seven Habits of Highly Effective People, aborda precisamente el tema de la actitud proactiva y qué es ser proactivo. El autor al mismo tiempo marca las diferencias entre la actitud proactiva y la reactiva, como forma de clarificar de forma más precisa el concepto de lo que significa ser proactivo.

La persona proactiva asume la responsabilidad de su vida y no culpa de su conducta a sus progenitores o familiares, los cuales eventualmente podrían haberle condicionado en sus diferentes fases de su desarrollo psicosexual. Tampoco culpan o se justifican a través de las circunstancias, siendo conscientes de que ellos mismos son quienes elijen su comportamiento. En tanto, la persona reactiva encuentran factores externos para responsabilizar o justificar su comportamiento; culpando a terceros y así evitando asumir responsabilidad alguna por su comportamiento.

Al mismo tiempo Covey destaca ciertos rasgos propios de la actitud proactiva, determinando así lo que podríamos denominar perfil proactivo:

  • Gestiona de forma positiva sus emociones.
  • Es consciente de sus debilidades y fortalezas.
  • Presenta un alto grado de auto confianza y asume nuevos desafíos.
  • Enfrenta los cambios y la incertidumbre que los mismos generan de forma positiva.
  •  Toma decisiones y actúa con determinación para alcanzar sus metas.
  • Interpreta los problemas como oportunidades.
  • Ante las dificultades se muestra perseverante y constante.
  • Es flexible al momento de cambiar de dirección para lograr sus objetivos.
  • Se responsabiliza de sus fracasos y los convierte en oportunidades de aprendizaje.
  • Anticipa los hechos venideros y no vacila en desafiar las convenciones establecidas.

¿Qué significa ser proactivo?

En el terreno de las empresas y el ámbito de las organizaciones, la actitud proactiva es algo que se valora mucho, incluso se convierte en un diferencial. No son pocas las ofertas de empleo que directamente solicitan una actitud proactiva por parte de los candidatos al puesto de trabajo.

Dentro del mundo de las organizaciones la actitud proactiva también se puede interpretar a través de las características que el individuo proactivo debe reflejar:

  • Anticipación a los hechos mediante la acción y toma decisiones, siendo asertivo en las mismas y transmitiendo seguridad.
  • Una satisfactoria gestión de las situaciones negativas, tanto a nivel de las relaciones interpersonales como de otras situaciones que eventualmente se pueden presentar.
  • Procesar las circunstancias desde el ángulo positivo de las mismas, viendo en ellas siempre una oportunidad.
  • Estructurar proyectos basados en objetivos que apunten sin vacilación alguna al logro, asumiendo riesgos y sus posibles consecuencias.
  • Ante situaciones imprevistas reacciona con creatividad, intentando encontrar alternativas concretas que le permitan dar solución a las mismas.
  • Practicar la escucha activa y ser abierto a las opiniones de los demás; lo que se traduce en una actitud tolerante hacia los demás y una aceptación de las críticas que eventualmente pueda recibir.
  • Ser capaz de generar sinergias positivas con su entorno y lograr adaptarse al trabajo en equipo.

El líder proactivo en el ámbito empresarial.

Al mismo tiempo que las empresas y organizaciones valoran en grado sumo la incorporación a sus plantillas de personas proactivas, también promueven la actitud proactiva entre sus directivos y diferentes mandos intermedios. Muchas veces aquí se suele caer en lugares comunes o tópicos en exceso estereotipados; me refiero a la figura tan descrita y magnificada del líder.

En mi opinión personal ser un líder es una cosa y ser un modelo de referencia es otra muy distinta; considero que la figura del líder a nivel de las organizaciones se ha convertido en algo sobrevalorado. Desde luego por mi profesión tal observación puede llevar a polémica, aunque en modo alguno pretendo ser el dueño de la verdad ni mucho menos; simplemente observo desde hace años dentro del mundo empresarial muchas conductas sobre-actuadas, como si fueran más una pose que una actitud real. En tal sentido, la actitud proactiva del líder, tanto en su rol de líder de un equipo como dentro del ámbito organizacional, considero debe de ser auténtica y natural.

Independientemente de mi opinión personal vertida anteriormente, considero que las siguientes características son realmente valederas para cualquier persona que tenga una posición de liderazgo dentro de una empresa u organización, determinando en cierto modo el perfil del líder que refleja una actitud proactiva:

  • Generar y promover los valores de la organización que se han establecido como modelo dentro del ámbito empresarial.
  • Estimular el trabajo en equipo, crear espacios para el intercambio de ideas y promover la comunicación asertiva, estimulando la creatividad y ofreciendo un ámbito de tolerancia.
  • Enfrentar las diferentes situaciones adversas que surjan como uno más del equipo, sin dejar por ello de mantener su posición jerárquica en la empresa.
  • Promover las relaciones interpersonales saludables, y si fuera el caso mediar ante cualquier conflicto que se pudiera producir para así mantener la armonía.
  • Incentivar a los demás a través de nuevos y constantes desafíos, utilizando su propia actitud proactiva como modelo de referencia.
  • Promover a través de incentivos la superación individual, intentando que la misma repercuta de forma positiva en el ámbito de la empresa.
  • Debe ser el modelo de inspiración para los demás, mostrando empatía sin dejar por ello de ser firme en sus decisiones, haciéndose oír y al mismo tiempo escuchando; en definitiva su conducta debe ser el ejemplo del modelo organizacional que reine en la empresa.

 

Desde luego para cualquier empresa la formación de sus miembros es un valor añadido, el cual repercutirá de forma positiva en la misma; y el incorporar miembros proactivos al entorno de la organización se traducirá en beneficios. Invertir en formación dentro del mundo empresarial en modo alguno representa un gasto, al contrario, es una inversión. Como también es una inversión el invertir en nuestra propia formación e intentar modificar aquellos elementos de nuestra personalidad que pueden actuar como factores limitadores.

En mi opinión personal, la actitud proactiva es algo que debemos cultivar individualmente y, al mismo tiempo, promover en nuestro entorno. No alcanza con ser proactivos, es menester el convertirnos en promotores de la actitud proactiva entre quienes nos rodean, y no solo hacerlo dentro del ámbito laboral o profesional.

“A un hombre se le puede robar todo, menos una cosa, la última de las libertades del ser humano, la elección de su propia actitud ante cualquier tipo de circunstancia, la elección del propio camino” Viktor Frankl.

Fuente citada: Covey, Stephen (1990): The Seven Habits of Highly Effective People. Simon & Schuster.

Author: Daniel Costa Lerena

Psicólogo Clínico, Master en Coaching y NLP-DBM. Webmaster y Blogger.

(9) Comments
  1. Es verdad que parece que se puso de moda eso de ser proactivo y la verdad es que después de leer tu articulo me quedó claro. Muy bueno y espero ver si puedo ser también proactivo para no quedarme por detrás.

    1. El concepto de proactivo es muy utilizado desde hace décadas, particularmente en determinados ámbitos como el del Coaching. No obstante, hace pocos años el término proactivo comenzó a hacerse más popular, especialmente gracias alas redes sociales que han ayudado a su difusión. En cualquier caso, considero que lo más importante es intentar aplicar el concepto y y convertirnos en proactivos. Gracias por dejar tus opiniones Andrés!

  2. yo la primera vez que escuché lo proactivo fue en la novela el patrón del mal y si Escobar lo utilizaba sería porque daba resultado porque sería lo que sería perooooooo………………

    1. Curioso el contexto en dónde has escuchado hablar de la proactividad; aunque igual era solo parte del guión de la novela y en realidad Escobar nunca lo utilizó, o sí. Por lo que conozco de Escobar, entre otras muchas cosas, probablemente fuera un hombre proactivo, aunque las barbaridades que cometió empañan cualquier cualidad que pudiera haber tenido. Muchas gracias por dejar tus opiniones y sobre todo por aportar un dato tan curioso sobre la proactividad.

  3. Muchas gracias por enseñarme una cosa que nunca en mi vida había escuchado. Te lo digo de verdad y no es joda. Lo empecé a leer porque nunca había escuchado hablar de ser proactivo y me dejaste descolocado. Después de leerme todo el articulo no me queda claro si soy o no soy proactivo pero activo si te aseguro que soy.Muy bueno y sobre todo educativo.

    1. Gracias por dejar tus opiniones Miguel, y me alegra que el artículo sobre lo que significa ser proactivo te resultara interesante. Ser una persona activa desde luego es importante, y una buena base para convertirte en proactivo. Un saludo y mis mejores deseos!

  4. Muy buen artículo Daniel. Sigo acordándome de tus clases de formación cuando leo algunos de tus artículos y me encanta. Tendrías que publicar más coas de psicología y coaching así nos sirve a todos, estoy segura de que ayudarías a mucha gente. Yo antes de la formación era una mujer activa y después me convertí en proactiva, por lo menos eso creo yo y me cambié muchas cosas para mejorar. Como decías en tus clases "es una cuestión de actitud"!!!!

    1. Gracias Leticia por compartir tus opiniones, y sobre todo por tu valoración respecto de mi desempeño profesional. Muchas personas me comentan lo mismo que tú, y que debería escribir o publicar más artículos relacionados a mi profesión, el punto es que éste blog funciona a modo de válvula de escape y no siempre tengo ganas de escribir sobre lo que a diario desarrollo como profesional. En cualquier caso no deja de ser una observación interesante de la cual tomo nota, y desde luego es cierto que bien podría publicar más artículos sobre mi profesión.

      Que dejes un comentario y compartas tus opiniones es en sí mismo una actitud direccionada hacia la proactividad Leticia, y me alegra saber que el trabajo que hicimos de Coaching te resultó algo positivo. Un saludo y mis mejores deseos!

  5. De nada sirve esperar los cambios y tomar decisiones, una empresa debe investigar y contar con los conocimientos para visualizar diversas alternativas y saber cómo reaccionar ante ellas, adelantándose a los acontecimientos y panoramas.

Deja un comentario