LOADING CLOSE

Compartir información en las redes sociales.

Compartir información en las redes sociales.

¿Demasiada exposición en las redes sociales?

 

Cada uno es responsable de sus actos y de valorar su intimidad, por tanto se establece que es muy personal lo que uno comparte o deja de compartir a través de las redes sociales.; es un problema de cada uno. Lo cierto es que son innumerables los casos en que la intimidad de una persona es violada a través de las redes sociales y claro, en gran medida depende del descuido o desconocimiento del potencial de las mismas al usuario compartir cierto tipo de información.

Lo primero es establecer el cómo utilizamos las redes sociales o para qué; el fin de participar en ellas determina nuestra forma de interactuar con otros usuarios y claro, el nivel de restricción para acceder a nuestros perfiles y lo que vamos a compartir a través de ellas.

Las redes sociales presentan al mismo tiempo fines bastante particulares, es decir, algunas son para establecer y mantener contactos profesionales, encontrar viejos condiscípulos o encontrar pareja. Entre ellas las hay también las que denomino multi fin, por ejemplo Facebook, en dónde por la variedad en todos los sentidos bien podemos encontrar dentro de ella los fines antes mencionados y muchos más.

Debemos separar si nuestro perfil es personal o profesional, claro que el contenido y lo que vamos a compartir debería o cuando menos sería recomendable fuera diferente. Si uno observa detenidamente algunos perfiles detectará cosas bastante comprometedoras, las cuales a priori no lo serían aunque eventualmente se transforman en armas arrojadizas.

Si bien las redes sociales ofrecen la posibilidad de mostrarnos como queramos hacerlo, al mismo tiempo nos permite compartir con quienes deseamos tal información; insisto, todo dependerá del porqué interactuamos en una red social y el cómo simplemente se resume en controlar la información que compartimos, con quién lo hacemos y sobre todo las restricciones que apliquemos a la visualización de nuestros perfiles.

Algunas redes sociales permiten compartir información realmente delicada, desde aspectos altamente personales como hábitos particulares hasta cuánto dinero ganamos al mes; tanto fuera información verdadera o falsa, me resulta surrealista hacer algo así.

Frecuente es al mismo tiempo interconectar actualizaciones entre diferentes plataformas; por ejemplo Facebook, Twitter y demás entre ellas; ahí debemos valorar si realmente nos interesa mantener separada una red social de uso banal con una profesional o viceversa.

Cuando estudiamos atentamente el perfil de usuario de cualquier red social, bien podemos hacer otro perfil; porque la información que podemos recoger del mismo de estructurarla correctamente nos brindará muchas pistas sobre la persona en cuestión. Usualmente se comparten fotos, comentarios y experiencias; ideas políticas y filosóficas; tendencias sexuales y hábitos; formas de pensar y de sentir.

Es demasiada información, a diario en cada comentario o foto que colgamos en las redes sociales ofrecemos mucha información a los demás; no se trata de ocultar o mostrarnos diferentes a lo que somos en la vida real, es simplemente tener un mínimo de precaución o cuando menos ser conscientes de ello y lo que eventualmente puede representar.

Vale decir que mis perfiles en las diferentes redes sociales y de microblogging en las que participo son bastante abiertas, aunque no por ello significa ni mucho menos que no mida las posibles repercusiones de cada foto que comparto o cada comentario que escribo.

Por una cuestión de mínima precaución hay cierto tipo de información que no es nada recomendable compartir en las redes sociales; direcciones, teléfonos o localización por GPS en tiempo real.

Las fotos de menores de edad es responsabilidad exclusiva de sus progenitores, ahí cada uno sabrá lo que debe hacer, claro que algunos menores edad participan en tales redes sociales e incluso en las mismas que sus padres; no me refiero a las redes sociales infantiles diseñadas especialmente para los menores de edad, hablo de las otras. Ahí entramos en un terreno bastante complejo en dónde se han dado situaciones dignas de lamentar, precisamente por la falta de control de los progenitores en cuanto a la utilización de internet por parte de sus hijos menores de edad.

Ciertamente es menester reparar por un momento en la información que compartimos en las redes sociales, ser conscientes de ello cuando menos nos puede ahorrar eventualmente un dolor de cabeza innecesario. 

Author: Daniel Costa Lerena

Psicólogo Clínico, Master en Coaching y NLP-DBM. Webmaster y Blogger.

(6) Comments
  1. Así es, cada uno debe ser consciente o cuando menos tener cierto reparo en la información que comparte en las redes sociales; luego, de una forma u otra debemos hacernos responsables de ello.
    Gracias por tu comentario.

  2. Creo que las redes sociales pueden ser muy peligrosas si no se usan adecuadamente, y a veces aún cuando no compartimos información personal, nuestras amistades brindan más de lo que deberían de nosotros.

  3. Gracias Angelica por tu comentario.!

    Coincido contigo, las redes sociales pueden llegar a ser ciertamente peligrosas. También es un hecho el que nuestros contactos, a pesar de no ser nuestro deseo, compartan aspectos de nuestras vidas comprometiendo con ello nuestra intimidad. En mi experiencia personal precisamente ésa fue la vía de que se divulgaran ciertos aspectos de mi intimidad, los cuales entendía no era menester el compartirlos.

    Algunos de mis contactos, sin mala fe por su parte a decir verdad, publicaron comentarios los cuales entendía no procedía hacerlo.

    Un saludo y gracias por participar en el blog.

  4. Algunos tienen muchos pajaritos en la cebeza y se inventan cualquier historia en el facebook para llamar la atención. Ponen fotos de cualqier tontería y cuentan hasta lo que comieron en el desayuno. Miguel H.

  5. Gracias por tu comentario Miguel. Desde luego en las redes sociales no todo es lo que parece ni mucho menos. Los contenidos que compartimos corren por cuenta de cada uno, con lo cual al mismo tiempo uno sabrá lo que pretende con ello. Un saludo.!

Deja un comentario