LOADING CLOSE

Netiqueta en las redes sociales.

netiqueta

Netiqueta en las redes sociales.

Reglas de netiqueta en internet y las redes sociales; códigos básicos para una efectiva comunicación a nivel social media.

La netiqueta para explicarlo de forma simple son los códigos de etiqueta virtual; conforme en nuestras vidas utilizamos ciertos códigos de urbanismo o relacionados con las buenas costumbres dentro del mundo virtual también existen. En el presunto reino de la anarquía que hoy representa internet para muchos también hay formas de comportarse o comunicarse. Nuestras formas en el mundo terrenal serían interesantes de trasladar a nuestro espacio virtual, vale decir que igualmente seremos etiquetados en uno u otro sentido por nuestras formas y modos de comunicarnos indistintamente de que apliquemos las reglas de netiqueta o no.

Atendiendo desde lo anterior entiendo por tanto procede el valorar nuestras formas de comunicarnos en internet prestando especial atención a las reglas de netiqueta dentro de las redes sociales. En ellas hay ciertos códigos incluso no escritos aunque, si prestamos atención, en todas ellas existen códigos más desde las posibles consecuencias legales por la difusión de ciertos contenidos que por la netiqueta.

Desde luego el tema es bastante subjetivo y cada uno valorará desde sus necesidades y carencias la importancia en las formas de comunicarse, tanto en el mundo virtual como en el día a día; porque el mundo virtual también es parte de nuestro mundo real y nos comunicamos con otros seres humanos, no con una máquina.

Algunas reglas de netiqueta se aplican indistintamente al medio de comunicación virtual, es decir, se produzca dentro de una red social, a través de correos electrónicos o en un foro de debate. Atender a las buenas costumbres y el sentido de urbanidad, insisto, considero el mejor proceder porque debemos tener presente en todo momento que estamos comunicándonos con personas, somos los emisores de un mensaje el cual llegará y será interpretado de una forma u otra por un receptor.

Un detalle bastante importante, el cual por cierto suele pasar desapercibido, es que lo escrito a través de internet en cualquiera de sus variantes no tiene fecha de caducidad. Es verdad que en algunos casos, como por ejemplo en las redes sociales, podemos eventualmente eliminar un comentario, lo que no podremos borrar es el efecto de quien hubiera leído nuestras palabras antes de eliminar dicho mensaje.

Desde luego el arma de doble filo por excelencia es el e-mail, una vez que lo enviamos no hay vuelta atrás y se asemeja mucho tal factor al de sus antecesores, las cartas tradicionales enviadas a través del servicio de correo tradicional.

Entre las reglas de netiqueta hay dos que habitualmente se dejan de lado y son fáciles de detectar: el spam y escribir con mayúsculas.

1 – El spam tradicionalmente se asociaba casi en exclusiva a los correos electrónicos, principalmente por dos vías, las comerciales y la de otros usuarios que enviaban correos interesantes, cuando menos para ellos, a todos sus contactos.

Las cadenas de reenvío son también tradicionales dentro de internet, nos intentan sugestionar haciéndonos creer que si cortamos la cadena las mil una pestes caerán sobre nosotros, y claro, los reenvío de correos presuntamente solidarios que luego con tiempo se comprueban que son fraudes o simples bromas de algún listo.

Lo cierto es que spam hoy día se padece en las redes sociales y hasta en nuestros teléfonos móviles; los filtros para contenerlo están a nuestro servicio, simplemente hay que utilizarlos aunque no siempre resultan del todo efectivos.

Una modalidad de spam que suele detectarse en plataformas como Facebook es el envío de invitaciones para juegos u otras aplicaciones similares, las cuales se pueden tornar ciertamente molestas de recibir. Algunos usuarios también utilizan los Time Line o muros de otros contactos para publicar sus contenidos, sin reparar claro está en las eventuales molestias que ello pueda suponer.

2 – El escribir en mayúsculas sigue significando exactamente lo mismo desde que surgió internet, gritos. Hasta el día de hoy cuando leo cualquier mensaje o comentario, bien en las redes sociales o a través de correos electrónicos, tengo la misma sensación de que me están gritando.

Curiosamente todavía hay muchos que utilizan el recurso interpretando algo distinto e insisto, a pesar de los cambios producidos en las reglas de netiqueta con los años sigue invariable, escribir con mayúsculas significa gritar a nuestro receptor del mensaje. Quienes tengan dificultades visuales vale decir que pueden utilizar herramientas específicas, algunas de las cuales por ejemplo vienen por defecto en los sistemas operativos. 

Demás estaría el mencionar, aunque nunca representa un exceso el insistir sobre ello, que el vocabulario procaz o soez, las faltas de ortografías o el no respetar las reglas mínimas gramaticales, también representan faltas a las reglas de netiqueta.

Resulta ciertamente más que incomodo leer algo que ni siquiera está estructurado atendiendo desde la gramática o incluso con faltas de ortografía; ni que decir del estilo de escritura en código el cual atenta contra la propia esencia del lenguaje.

Reglas de netiqueta dentro de las redes sociales e internet.

– Aplicar en nuestro mundo virtual las mismas reglas de urbanidad y buenas costumbres del mundo real. 

– Tener siempre presente que nuestro o nuestros receptores son seres humanos de carne y hueso, por tanto nuestras palabras de una forma u otra tendrán un efecto, el mismo depende precisamente de nuestras palabras escritas. 

– Fomentar el intercambio de ideas y conceptos, siempre dentro del marco de la libertad de expresión y del respeto; no es menester andar ofendiendo gratuitamente a nadie amparado por la presunta impunidad virtual que ofrece internet.

– Respetar la intimidad y la privacidad de terceras personas; no procede ventilar ciertos aspectos íntimos de nadie; muchos ni siquiera reparan en ello y no atienden desde las necesidades del otro; pueden con su imprudencia y sus comentarios desafortunados colocar en una situación incómoda o delicada a otra persona. 

– No escribir con faltas de ortografía, respetar las reglas gramaticales y nunca utilizar letras mayúsculas para textos enteros.

– Si estamos interactuando en una red social, debemos valorar que nuestros receptores de habla hispana no proceden todos necesariamente del mismo territorio o región del planeta, por tanto utilizar un español neutro despojado de modismos o expresiones locales es bastante útil en pro de una comunicación efectiva.

– Siempre que se mencione una fuente procede el citarla debidamente. El plagio o adueñarse de las ideas o comentarios de los demás es moneda frecuente en internet. El plagiar contenidos ajenos más que un delito es atentar contra otra persona, la cual merece un respeto por nuestra parte; el citarle no solamente nos refleja como personas respetuosas de los derechos de los demás, también nos muestra como personas de bien.

– Agradecer de forma particular, es decir, por el nombre y uno a uno, a cualquiera que se dirija a nosotros a través un comentario dentro las redes sociales o haciendo un click en “me gusta”. Es de bien nacido el ser agradecido y dentro del mundo virtual también es menester el aplicarlo.

YouTube: el extremo de la falta de netiqueta.

Un extremo en la falta de aplicación de las reglas de netiqueta es YouTube, la red social de contenidos audiovisuales más importante del planeta se ha convertido en casi un escenario de guerra verbal. 

Considero que no exagero en modo alguno, cuando digo que en algunos hilos de comentarios en YouTube se pasan todos los limites imaginables. Cuando publiqué el artículo YouTube y los insultos en los comentarios, me colocaron etiquetas de todo tipo, y solo basta entrar en YouTube par comprobar que algunos usuarios de la red social utilizan la plataforma para agredir gratuitamente e insultar sin propósito alguno. 

Incluso algunos usuarios de YouTube de éste tipo, es decir de los que insultan gratuitamente por el solo hecho de agredir y utilizar la violencia verbal, dejaron comentarios en blog para descargar su ira y verborrea vejatoria. Desde luego los comentarios que me insultaban gratuitamente no los publiqué, y ello sirvió para que me tildaran de “bloguero pro censura”, un absurdo en toda regla porque siempre publico todos los comentarios, siempre y cuando no intenten ofender a nada ni a nadie.

En cualquier caso, me resultaba interesante éste apartado, porque es un claro ejemplo no solo de cómo no se respetan las reglas de netiqueta en las redes sociales, sino también  de cómo algunos confunden educación básica y respeto mínimo con censura.

¿Crees que falta aplicar más las reglas de netiqueta dentro de las redes sociales?

Author: Daniel Costa Lerena

Psicólogo Clínico, Master en Coaching y NLP-DBM.
Webmaster y Blogger.

(14) Comments
  1. No sabía que había “normas” en las redes sociales.

    A mi cuando escriben en mayúsculas me pone de los nervios, ni contesto ni nada. Ahora por lo menos puedo decir ésto de la “netiqueta”.

    Muy interesante lo que dices, sigue así.

  2. Sobre todo las nuevas generaciones y los nuevos navegantes de internet desconocen los códigos de netiqueta. Los cuales en realidad comenzaron a utilizarse mucho antes del surgimiento de las redes sociales.

    Básicamente se utilizaban en foros, chats y envíos de correo. Desde luego el que no se utilice tan activamente hoy día no significa que no sea válido un poco de corrección virtual.

    Gracias por tu comentario.!

  3. Yo creo que lo que vemos en internet solo es reflejo de lo que podemos ver por las calles, ni más ni menos. Buena entrada.

    1. Gracias por la valoración que haces de la entrada y principalmente por dejar tu comentario. Tú comentario refleja algo que es casi indiscutible,las redes sociales o los diferentes escenarios del mundo virtual, no so más que el reflejo de nosotros mismos. Porque al igual que construimos nuestras sociedades también somos todos quienes de un modo u otro creamos los diferentes espacios, entre ellos los del mundo virtual contenidos en internet.

  4. Gran post y de gran utilidad, la pena es que la gran mayoría de los usuarios de las redes sociales ni se enteren de que en internet también hay normas y modales que respetar.

    1. En parte considero que la una minoría ensombrece el actuar de la mayoría; es decir, las redes sociales es un hecho que están contaminadas por elementos algo más que nocivos, incluso corrosivos, aunque también estamos los otros que pretendemos generar en ellas algo diferente. En definitiva determinados códigos para interactuar con un mínimo de respeto se están perdiendo, y de ello lamentablemente pocas dudas quedan al respecto. Un saludo y gracias por tu comentario.!

  5. Lo de escribir en mayúsculas no lo sabía pero siempre me ha molestado. Muy interesante el aporte.

Deja un comentario