LOADING CLOSE

Qué es un navegador de internet y cómo funciona.

Qué es un navegador de internet y cómo funciona.

Un navegador web o browser en inglés, es un programa que nos permite, precisamente, navegar por internet. El navegador actúa de intermediario entre nosotros y el servidor en dónde está alojado, por ejemplo, una página web o un blog.

Sin un navegador web instalado en nuestro ordenador simplemente no podremos explorar los misteriosos caminos virtuales. Ahora bien, nada de esto sucedería de no existir los protocolos de internet, los cuales permiten la trasmisión de los datos entre los ordenadores y servidores.

Los protocolos de internet más importantes son el TCP/IP aunque hay más y, entre ellos, los que más familiares no pueden resultar son el HTTP que nos permite visualizar una web o blog; el FTP para trasferir archivos o el SMTP y el POP, para enviar y recibir correos electrónicos.

Un navegador de internet, como cualquier otro software, pasa por diferentes fases de desarrollo, por tanto las actualizaciones mejoran el producto en cada edición. Alpha es la primera, el programa suele ser todavía inestable y presentar algunos errores. En Beta el producto, si bien puede presentar errores técnicos y vinculados principalmente a la estabilidad, se interpreta como la primer versión completa del mismo. RC, Release Candidate o definitiva, como su nombre indica es la versión final y RTM, Release to Manufacturing, será la versión que llegue a los usuarios finales.

Es frecuente que los navegadores de internet se suelan ofrecer a los usuarios en fase Beta, estrategia utilizada por los desarrolladores de código abierto, y que sirve para mejorar el producto final. Las fases Beta por tendencia suelen mostrar ciertos niveles de inestabilidad, las cuales son subsanadas con las actualizaciones.

A nivel de software comercial, es decir que el mismo no es de libre distribución, la fase Beta es testada por probadores o incluso por un pequeño grupo de usuarios finales. Se lo que estarás pensando, Windows parece estar en permanente fase Beta; y lo hacen por nuestro bien, para poner a prueba nuestra paciencia y estimularnos a estudiar cómo funciona su registro para meterle mano e intentar así mejorar su funcionalidad.

Principales características de un navegador de internet.

Hoy día cualquier navegador de internet ofrece más o menos los mismas características al usuario. Además claro de poder visualizar los diferentes contenidos alojados en un servidor, nos permite realizar descargas de archivos (gestor de descargas), navegar por pestañas (varias paginas abiertas al mismo tiempo), bloquear ventanas emergentes (la mayoría de las cuales son publicidad), marcar nuestros sitios favoritos para acceder a ellos de forma sencilla (marcadores), corrector ortográfico, traductor de idiomas, atajos de teclado, cambiar la apariencia del mismo y, la gran mayoría de los navegadores, agregar extensiones para mejorar las funcionalidades y la experiencia del usuario.

Dentro del apartado de seguridad en general permiten borrar las cookies, la caché e historial de navegación almacenadas en nuestro ordenador. Aquí merece la pena destacar que no siempre borrando tal información desde nuestro navegador se logra el cometido, muchos rastros quedan almacenados en nuestro disco duro. La mejor opción para eliminarlos definitivamente es utilizar un programa específico o, para usuarios avanzados, crear un script AutoHotkey para limpiar los rastros de forma automática.

Cuidado, limpiar rastros no es sinónimo de navegación anónima ni mucho menos, para ello debemos cambiar nuestra IP externa.

Algunos navegadores por medio de extensiones permiten la navegación anónima a través de internet, es decir, no dejaremos rastros de nuestra IP; también para tales menesteres se puede recurrir a servicios externos los cuales simplemente nos van conectando a diferentes proxys anónimos.

Para hacernos una idea más clara debemos imaginar que nuestra IP es como nuestro número de teléfono móvil y al realizar una llamada al destinatario de la misma le aparece en su pantalla nuestro número. Ahora bien, en realidad para navegar de forma anónima en internet no elegimos la opción realizar llamada con número oculto, simplemente al destinatario de la llamada le aparece un número diferente al nuestro.

Ciertamente aunque en general los navegadores ofrezcan características similares, vale decir que el resultado final de la experiencia es bien diferente. Las prestaciones de cada navegador son particulares a cada uno en cuanto a estabilidad, rendimiento y funcionalidades. 

Internet Explorer: el navegador impuesto por Microsoft.

Internet Explorer se convirtió en el gran monopolizador entre los navegadores web, simplemente porque viene instalado en Windows. El lado oscuro, Microsoft, desde 1995 logró posicionar a su navegador con una cuota de mercado que llegó al 95%. Incluso, ante el claro abuso de su posición monopólica con IE, el Ministerio de Justicia de los EE.UU tomó cartas en el asunto, acusando a Microsoft de romper el decreto constitucional en materia de monopolios.

A pesar de las leyes y las demandas lo cierto es que IE sigue siendo el navegador más utilizado por los internautas de todo el mundo; uno de los motivos es que la gran mayoría de los usuarios ni siquiera valoran e incluso desconocen la existencia de otras opciones muy superiores en todos lo sentidos.

Internet Explorer presenta fallos técnicos variopintos, algunos de los cuales con las actualizaciones de Windows se mejoran y otros no. No es un navegador diseñado para ofrece altas prestaciones en ningún sentido, simplemente se incorporó a Windows para mantener el monopolio, y por cierto lo lograron con creces. Las vulnerabilidades de seguridad de IE son realmente incomprensibles aunque para muchos son parte del negocio.

Precisamente en los años de las batallas legales de Microsoft por practicar monopolio, la opción a Internet Explorer era Netscape, el Navigator era utilizado por muchos como segundo navegador y por falta de desarrollo de la aplicación poco a poco quedó en desuso hasta que hace poco tiempo resurgió de las cenizas aunque un poco tarde a decir verdad. El rol que cumplió durante años de ser la mejor opción a IE pasó a manos de Firefox; desarrollado por Mozilla logró posicionarse firmemente como una opción más que valida gracias sus prestaciones.

Hoy día Firefox lentamente aumenta en número de adeptos aunque insisto, las cifras ni se acercan a las de Internet Explorer. Hay muchas más opciones en cuanto navegadores a decir verdad, incluso algunas que superan las prestaciones del navegador de Mozilla, entre ellas el Safari de Apple, navegador que a partir del 2007 está disponible para entornos Windows.

Opera, además de su elegante interfaz, es otro navegador que ofrece excelente prestaciones, particularmente en su versión para Sistemas Operativos de 64-bits.

Chrome es de las últimas mejores opciones en el mercado, al pertenecer a Google cuenta con la infraestructura necesaria para ganar buena cuota del mercado y parece ir consiguiéndolo a paso firme.

Hay muchas opciones a Internet Explorer como os comenté y, curiosamente, casi todas lo superan en cuanto estabilidad y funcionalidades; aunque lo más curioso termina resultando que la gran mayoría de los usuarios de internet le siguen siendo fieles a pesar de los pesares.

¿Podemos desinstalar IE de nuestro ordenador?

En principio sí podemos desinstalar IE de nuestro Windows ahora, sobre las posibles consecuencias en cuanto a la inestabilidad el Sistema Operativo una vez realizada la operación nadie se hace cargo. Éste fue uno de los principales argumentos de Microsoft para defender su posición cuando le acusaron de romper las leyes anti monopolio.

Por otro lado debemos tener presente que las actualizaciones de los sistemas operativos de Windows se hacían mediante IE, con lo cual no resultaba demasiado conveniente prescindir de él. A partir de Windows Vista, Microsoft Update (encargado de actualizar el SO) se comenzó a ejecutar desde el Panel de Control, con lo cual no requería de IE y, a partir de Windows 7, se puede desactivar aunque insisto, depende de cada uno valorar tal posibilidad como conveniente o no. Bien podemos dejarlo instalado y elegir otro navegador como el predeterminado para ser utilizado por el sistema operativo que utilicemos. 

En lo personal no puedo prescindir de Internet Explorer, puesto que al ser el navegador más utilizado por los internautas en todo el mundo, es casi obligado probar cualquier pagina web o blog en él. Reconozco que en su versión para 64-bits mejoró en ciertos aspectos, sobre todo en cuanto a estabilidad; por lo demás en mi opinión personal es un navegador de internet bastante mediocre.

Author: Daniel Costa Lerena

Psicólogo Clínico, Master en Coaching y NLP-DBM. Webmaster y Blogger.

Deja un comentario