LOADING CLOSE

Magaluf y mamading.

mamading

Magaluf y mamading.

En Magaluf el turismo de sol y playa parece haber dejado paso al de las felaciones a cambio de copas.

El desmadre parece ir moviéndose por las principales, y no tanto, zonas turísticas de España. Ahora le toca el turno a Magaluf en Mallorca, y del balconing se han pasado a las felaciones en las discotecas a cambio de unas copas. Los desmadres también se convierten en reclamo turístico, y los Tour Operadores no dejan pasar la estupenda oportunidad de llenarse los bolsillos. Al mismo tiempo, los políticos locales de los centros del desmadre hacen la vista gorda, porque la fiesta genera dinero; y pese a quien le pese o quienes les moleste, en tiempos de crisis algunos tiran de dónde sea para intentar hacer resurgir la economía.

En medio de todo, las redes sociales se han convertido en la principal vía de promoción del desmadre extremo, y por si fuera poco el reality de la BBC *Sun, sex and suspicious parents se encarga de no desaprovechar la oportunidad para conseguir audiencia.

Lo cierto es que Magaluf cobró auténtica notoriedad gracias a la televisión, y no solo por el reality Sun, sex and suspicious parents. Los noticieros no pudieron dejar pasar las felaciones en masa practicadas por una joven a cambio de unas copas en Magaluf, como tampoco podían no permitirse difundirse las imágenes de un joven siendo arrestado en una playa a pleno día bajo los efectos de la MDPV. La “droga canibal” tristemente comienza a ser noticia, aunque la misma se consume desde hace casi una década, las escenas recientes en diferentes países del mundo protagonizadas por personas intentando morder a otras no pasan desapercibidas. La MDPV es una droga psicoactiva en extremo peligrosa, y no porque otras lo sean menos, sino porque los efectos que causa en algunos de sus consumidores son literalmente bizarros.

El “mamading”, felaciones exprés a cambio de copas, no es nada nuevo bajo el sol, la televisión le ha dado el empujón que le faltaba para que todo el mundo se enterara de que se practicaba. Tampoco es que Magaluf sea la capital “mamading europea” ni mucho menos, lo que sucede es que también la inmediatez que brindan las redes sociales hace que con un par de clics cualquier cosa se mueva como reguero de pólvora por todo el planeta.  

El reality de la BBC llega a Magaluf.

El reality Sun, sex and suspicious parents de la BBC Three, encontró en Megaluf un ambiente ideal para desarrollar sus programas. Magaluf incluso superó a otros destinos del reality, los cuales parecen hasta moderados en comparación a éste. El reality se basa en el seguimiento de jóvenes ingleses que por primera vez en sus vidas salen de vacaciones sin sus padres. Aquí podemos aplicar el viejo dicho popular que reza: “Cuando el gato no está, los ratones están de fiesta”, y casi nunca mejor aplicado. El reality de la BBC se emite desde hace varios años y recorre los diferentes destinos vacacionales y de ocio, principalmente aquellos que son el epicentro del desmadre y los excesos. Precisamente, no alcanzan como protagonistas a los jóvenes con unas copas de más, hay que encontrar los limites y llevar al extremo el morbo.

Ibiza y otros destinos turísticos de excesos, han quedado un tanto relegados en comparación al éxito de Megaluf, un reclamo turístico muy particular y para clientes más particulares aún. El aumento de las reservas para pasar unos días en Magaluf ha crecido de forma exponencial, debido ello en gran parte a la difusión por televisión e internet de las particulares fiestas. Incluso se puede escuchar, en un video subido a la red, a un DJ solicitando a los presentes que apaguen sus teléfonos móviles, sobre todo cuando comienza el sexo en la pista; cosa claro que no todos los presentes hacen, me refiero tanto a no apagar sus teléfonos móviles como a ser participes del sexo en la discoteca. No podemos generalizar, y procede dejar claro que no todos los jóvenes que frecuentan las discotecas de Magaluf practican sexo en medio de la pistas de baile.

Entre las principales atracciones del reality de la BBC desde Magaluf, encontramos una serie de actividades practicadas por los jóvenes protagonistas cuando menos para mantenerlas dentro del ámbito privado, no precisamente para realizarlas en plena calle a la vista de propios y extraños:

  • Necesidades fisiológicas diversas (orinar, vomitar, etc.).
  • Practicar actividades actividades sexuales.
  • Consumo de drogas varias.

 

Por si fuera poco, el reality de la BBC también entra en las habitaciones de los jóvenes, reflejando el desorden y muchas veces los destrozos. El estilo cool del asunto al parecer es dejar todo tirado por el suelo de la habitación del hotel; desde la ropa, botellas de alcohol, preservativos y cuanto más desastroso el estado de la habitación mejor.

Todo lo anterior no solo es registrado por las cámaras del reality, también es visualizado por los progenitores de los jóvenes protagonistas, y en muchos casos éstos no solo no se inmutan ante las conductas de sus hijos, sino que hasta las festejan. ¿Será que algunos de los padres también protagonizaron circunstancias similares?

El máximo climax del reality de la BBC llega el ultimo día de las vacaciones de los jóvenes, momento en que los padres pillan in fraganti a sus pequeños/as hijos/as. Presuntamente, es el momento en que los protagonistas serán reprendidos por sus progenitores, cosa que muchas veces, por no decir las gran mayoría de las veces, no sucede. Si la reacción de los padres no es de un enfado creíble o cuando menos algo significativo, el reality igualmente ha cumplido con su audiencia, la de mostrar una serie de barbaridades que ni en sueños serían capaces de hacer los jóvenes británicos en sus tierras.

Ahora Sun, sex and suspicious parents corre riesgo de perder audiencia, la cual se mide en casi dos millones de espectadores por programa, por culpa de otro reality de próximo lanzamiento: Nieve, sexo y padres desconfiados. Sin dejar de lado que los desmadres de Magaluf, como también los de otras zonas turísticas, se difunden por televisión y las diferentes redes sociales, haciendo incluso que éste tipo de reality parezca propio de niños de parvulario.  

magaluf

Opiniones sobre el desmadre en Magaluf.

Todo éste tipo de comportamientos casi surrealistas por lo extremo y sobre todo por la falta de pudor por parte de los protagonistas, no solo se detectan en Magaluf y tampoco son algo nuevo ni mucho menos. Tampoco hay que irse a Ibiza para poder ver las barbaridades descritas anteriormente, solo basta esperar al verano y salir a pasear por las noches en muchas zonas turísticas de la Costa Blanca. Desde hace años son practicas comunes entre muchos, aunque no todos desde luego, turistas extranjeros (y nacionales también).

En mi opinión personal, la diferencia es que ahora a través de las nuevas tecnologías y las redes sociales es mucho más sencillo el difundir lo que sucede. Al mismo tiempo, también considero que el desmadre llegó a limites un tanto extremos; sobre todo cuando una joven en medio de una discoteca comienza a realizar felaciones a cambio de unas copas.

No es por rasgarme las vestiduras, una cosa es tener una necesidad imperiosa de orinar al ir caminando por la vía publica y con disimulo encontrar un lugar discreto para evacuar, y otra muy diferente es hacerlo como una gracia o sin conciencia alguna de las circunstancias. Lo mismo considero en lo referente a las practicas sexuales por las calles o discotecas de Magaluf, una cosa es el sexo dentro del ámbito privado y otra muy diferente es ir practicando felaciones por las discotecas delante de todo el mundo. Las felaciones practicadas en masa, estilo Gang Bang, considero son mejor realizarlas, si es que todos los protagonistas de las mismas les gusta participar consciente y voluntariamente, en el ámbito de la privacidad.

Insisto, sin rasgarme las vestiduras, considero que hay un momento y un lugar para todo.

También habría que analizar el doble discurso de muchos, los cuales de cara a la galería parecen rasgarse las vestiduras y por detrás intentan explotar el gran negocio del desmadre en Magaluf. Porque el desmadre también es un reclamo turístico, y no solo para los jóvenes británicos.

  • *Sol, sexo y padres desconfiados.
  • Fuentes: lavanguardia.com / cuatro.com

Author: Daniel Costa Lerena

Psicólogo Clínico, Master en Coaching y NLP-DBM. Webmaster y Blogger.

(2) Comments

Deja un comentario