LOADING CLOSE

KERS: Kinetic Energy Recovery System.

formula1

KERS: Kinetic Energy Recovery System.

El KERS (Kinetic Energy Recovery System) es una pieza instalada en los coches de Fórmula 1 desarrollado para la recuperación de energía y su finalidad es dotar de potencia extra a los monoplazas.

El momento específico en el que se acciona el sistema es decisión del piloto, lo que significa que liberará la energía acumulada con el respectivo aumento de potencia; un elemento que evidentemente de ser bien administrado puede ser clave en los adelantamientos.

El KERS, si bien es un elemento mecánico, en su diseño y función es de gran complejidad. Para lograr entender el sistema, sobre todo desde cómo acumula tal energía y desde dónde, debemos atender a ciertos principios básicos de física, los cuales por cierto se aplican a cualquier coche de calle.

Si bien es cierto que el KERS acumula la energía en las frenadas del coche, no es totalmente acertado afirmar que tal energía extra es obtenida por el sistema como resultado de la transformación del calor generado en las mismas. La clave del funcionamiento del sistema está en la inercia, ni más ni menos, concepto que deriva de las leyes de Newton y es fácil de experimentar con nuestros propios coches en el día a día.

Cuando frenamos bruscamente es cuando más notaremos el efecto del desplazamiento de nuestros cuerpos u objetos dentro del habitáculo de nuestro coche. Ante la desaceleración del vehículo, el cual tiende a seguir por la inercia, nuestros cuerpos son detenidos por el cinturón de seguridad y ahí se produce energía; igualmente es válido para cualquier objeto que llevemos dentro del coche el cual se detendrá eventualmente contra una parte del mismo.

La energía que se produce en la desaceleración es transferida al vehículo; el KERS utiliza el mismo principio con la diferencia de que es capaz de acumular energía también durante la aceleración, puesto que todo el sistema se sustenta en un disco de inercia.

Los discos de inercia a gran velocidad generan una carga electrostática muy elevada, la cual han sentido en sus cuerpos más de un técnico y mecánico de Fórmula 1, puesto que el principio básico es el mismo que en la vida diaria y si cualquiera toca, en éste caso el monoplaza, hará lo que conocemos como masa y sufrirá una descarga eléctrica. Por tal motivo los coches de Fórmula 1 tienen puntos específicos para evitar accidentes de tal tipo aunque, éste mismo año sin ir más lejos, hemos visto como algunos pilotos una vez detenidos sus coches al finalizar la carrera no descendían del monoplaza por miedo a sufrir una descarga eléctrica.

El sistema todavía se considera desde algunos ángulos como nuevo, si bien se comenzó a utilizar desde la temporada del 2009 cualquier precaución es poca teniendo en cuenta las posibles consecuencias a sufrir.

Cuando se producen las paradas en boxes debajo del monoplaza hay un sistema precisamente que siempre se utilizó para hacer la mencionada masa y así evitar las denominadas chispas electrostáticas con el riesgo de provocar un desastre en medio de un repostaje de combustible, ahora con la utilización del KERS el riesgo evidentemente aumenta.

El KERS acumula energía para ser utilizada por el piloto en momentos  puntuales  y claro, una vez agotada dicha energía deberá esperar a que el sistema se recargue para poder volver a estar disponible.

En las retransmisiones de Fórmula 1 podemos observar en varios momentos que mediante un gráfico se reflejan algunos datos de un coche en particular, además de la velocidad y las revoluciones, también podemos detectar si el piloto tiene accionado el KERS y en qué nivel se encuentra de carga. Una vez agotado el sistema deberá volver a cargarse para estar disponible simplemente circulando y frenando el coche.

Teniendo en cuenta lo anterior se entiende el por qué muchas veces no es recomendable ni siquiera utilizar el sistema en circuitos lentos o de rectas cortas, puesto que la acumulación de la energía necesaria se vería bastante menguada; sin dejar de lado que el KERS pesa cerca de cinco kilos y en un monoplaza esto significa bastante peso extra.

Cabe destacar que el KERS no es utilizado por todos los equipos, por tanto para quienes no disponen del sistema se convierte en un hándicap; detalle bastante significativo éste, el cual alimenta la gran controversia que generó en los comienzos la utilización de dicho sistema; genera hoy día y sospecho seguirá generando, tanta como la energía extra que pueda generar un KERS en plena carrera de Fórmula 1.

Author: Daniel Costa Lerena

Psicólogo Clínico, Master en Coaching y NLP-DBM. Webmaster y Blogger.

Deja un comentario