LOADING CLOSE

Mejorar nuestras habilidades sociales.

Mejorar nuestras habilidades sociales.

Hay muchas formas y estrategias para mejorar nuestras habilidades sociales.

 

Todos poseemos habilidades sociales, es decir, necesitamos de ellas para poder interactuar con nuestro entorno a diferentes niveles. Desde que nacemos comenzamos a utilizarlas y poco a poco, en cada fase de nuestro desarrollo, iremos modelando tales habilidades inconscientemente.

¿Podemos mejorar nuestras habilidades sociales?

Sí, analizando los diferentes aspectos involucrados y aplicando métodos remediativos o generativos en ellos; incorporando técnicas y aprendiendo a utilizar herramientas, en definitiva, cualquiera puede mejorar sus habilidades sociales de forma significativa.

Nuestro grado de dominio de tales habilidades es vital para determinar nuestras relaciones interpersonales y en consecuencia ir formando nuestro modelo del mundo; de éste modo lograremos relacionarnos con nuestro entorno satisfactoriamente y de acuerdo a nuestras necesidades particulares.

Cuando hablamos de habilidades sociales debemos hablar de conducta, de cómo nos comportamos y actuamos. Todos los elementos que encontremos dentro de ella pueden ser mejorados; como por ejemplo la comunicación, la empatía, la asertividad, la afectividad, las emociones, en fin, todos los aspectos que valoremos podemos mejorarlos.

Es frecuente que muchas personas procuren mejorar sus habilidades sociales por diferentes necesidades particulares, habitualmente los vendedores profesionales son excelente ejemplo de cómo cualquier persona, con las técnicas adecuadas y aplicándolas correctamente, puede convertirse en un maestro del rapport.

Las habilidades sociales y el rapport.

El rapport, definiéndolo de forma muy simple, es la habilidad para conectar con el otro de forma inmediata, o también considerado por muchos autores como el arte de generar empatía de forma automática.

Particularmente dentro de la Programación Neuro-Lingüística nos encontramos con una serie de técnicas muy precisas para aprender a utilizar el rapport de forma efectiva. Muchas son las personas que podemos encontrarnos que no conocen el término, inclusive que ni siquiera han escuchado hablar de habilidades sociales y curiosamente al observarles en sus conductas parecen verdaderos maestros de tales técnicas.

El por qué es muy sencillo de explicar, no debemos dejar de lado los factores hereditarios y los que actúan en las primeras fases de desarrollo de todo individuo, el familiar y el educativo. Si, nuestros progenitores son nuestros primeros maestros de habilidades sociales y luego se sumarán a ellos nuestros maestros del colegio.

Si usted es padre o madre le recomiendo que analice detenidamente que valores está transmitiendo a sus hijos sobre el tema, y por sobre todo, busque evidencias del resultado obtenido hasta el momento, siempre estamos a tiempo de corregir y mejorar nuestras habilidades sociales y mejor hacerlo en las primeras fases del desarrollo del individuo.

Usted como primer maestro en habilidades sociales de su hijo le puede estar facilitando o dificultando en gran medida el proceso de aprendizaje en cuanto cómo establece sus relaciones interpersonales.

A mi consulta particular han acudido gran cantidad de personas intentando aprender técnicas de rapport, desde vendedores, amas de casa, profesionales universitarios, ejecutivos y hasta personas que han escuchado que esto de las habilidades sociales y el rapport es algo muy importante de dominar, y a todos les digo lo mismo, lo primero es lo primero.

Uno debe ser capaz de interactuar con su entorno más inmediato de forma satisfactoria; es decir, con la familia, amigos o vecinos. Hay que aprender a decir buenos días, gracias, disculpe y por favor; sin dejar de lado que si es acompañado de una franca y amplia sonrisa mejor que mejor. Éste el primer paso para plantearnos, posteriormente, el aprender técnicas específicas de rapport. Parece tonto aunque, os aseguro que no tiene nada de extraño encontrarse con personas que estudian técnicas incluso avanzadas de rapport o invierten mucho tiempo y dinero en mejorar sus habilidades sociales y son incapaces de decir buenos días a sus vecinos.

¿Por qué? Porque no alcanza con aprender técnicas de rapport o dominar todas las herramientas disponibles para tales fines, se necesita algo más, necesitamos actitud interior, el deseo de realmente ser amables, simpáticos y educados.

Por más técnicas que usted domine, si su actitud es forzada, el otro como receptor del mensaje notará la incongruencia en su conducta de forma inconsciente. Precisamente ahí entra en juego uno de los factores más importante, a mi modesto entender, en el tema de la mejora de nuestras habilidades sociales, la comunicación no verbal.

Habiendo analizado la importancia de las habilidades sociales queda claro lo significativo que pueden resultar a la hora de relacionarnos con nuestro entorno. 

Author: Daniel Costa Lerena

Psicólogo Clínico, Master en Coaching y NLP-DBM. Webmaster y Blogger.

Deja un comentario