LOADING CLOSE

Air Nostrum: las faldas cortas levantan la polémica.

Air Nostrum: las faldas cortas levantan la polémica.

Faldas cortas y discriminación. polleras cortas

Es curioso, años atrás era impensable encontrarnos formando parte de una tripulación aérea a una mujer que no fuera guapa. Era un hecho evidente que a ningún usuario de las diferentes compañías aéreas escapaba. Como tampoco que las azafatas de las compañías aéreas usualmente nunca vistieron con faldas cortas.

Curioso también, porque al parecer a las entrevistas de las diferentes ofertas de empleo para ocupar tales cargos parecía solo se presentaban las mujeres muy guapas, algunas a decir verdad literalmente con aspecto de modelos. Las mujeres con sobrepeso o bien no demasiado favorecidas desde el punto de vista genético en su morfología, presuntamente no se presentaban a dichas ofertas de empleo o directamente no estaban cualificadas para ocupar tales cargos.

Hoy día, todo hay que decirlo, si observamos detenidamente a las azafatas de ciertas aerolíneas, detectaremos que mantienen sus escrupulosos criterios de selección basados en la belleza.

Vale, existe la remota probabilidad de que tal vez las mujeres desfavorecidas en sus atributos físicos se siguen sin presentar a tales puestos de trabajo, o siguen sin estar preparadas para desarrollar las funciones específicas del cargo.

Entenderán que mediante el sarcasmo intento no realizar denuncias sin fundamentos aunque, la particular belleza de las azafatas aéreas, insisto, a nadie escapa; por cierto, lleven o no faldas cortas. La realidad del mercado o los bajos salarios han provocado que al parecer ciertas compañías aéreas modificaran sus criterios de selección y observemos azafatas aéreas con sobrepeso o nada agraciadas en su belleza física.

No pretendo ser frívolo, solo comentar algo más que evidente y por cierto, sospecho que los que tienen algunas de millas en el cuerpo recorridas con diferentes compañías aéreas, o algunas cuantas horas de esperas en diferentes aeropuertos, entenderán perfectamente a lo que me refiero.

Air Nostrum pretende implantar las faldas cortas.

Ahora al parecer una compañía aérea pretende marcar las pautas de sus funcionarias en cuanto a el largo de su falda, cinco centímetros por encima de las rodillas; además de prohibirles vestir pantalones.

Intentar imponer las faldas cortas como obligatorio para sus empleadas, no es que lo considere solo como una medida sexista, entiendo ello literalmente surrealista. Primero porque para desarrollar tales funciones nadie debe de vestir faldas cortas, y lo segundo porque la medida resulta hasta ofensiva desde la posición de la mujer utilizada, presuntamente claro, como objeto de deseo.

Presuntamente la compañía que pretende establecer la medida sobre el largo de las faldas de sus empleadas, Air Nostrum la compañía aérea en cuestión, también incurriría en discriminar a los hombres que pretenden ser tripulantes de cabina en sus aeronaves.

Al parecer la compañía aérea no solo se conforma en levantar la polémica con las faldas cortas, también parece ser pretenden ir aún más lejos. Si sumamos tales medidas evidentemente no se necesita ser muy listo para interpretar que algo de discriminación, por no decir mucho, inspira las medidas en cuanto a la selección de personal de la empresa como a las reglas de vestimenta de sus funcionarios.

Mientras tanto al otro lado del mundo PC Air, una compañía aérea de Thailandia, integrará a su plantilla cuatro azafatas aéreas transexuales.

Por mi parte considero que cualquier persona, independientemente de su condición sexual, en tanto reúna los requisitos necesarios para cumplir una función laboral debe ser tenida en cuenta para un trabajo como cualquier hijo de vecino.

Lamentablemente, la realidad determina que hoy día para ocupar algunos puestos de trabajo se deban reunir ciertos requisitos estéticos y sexuales. Triste y lamentable, porque desde mi posición solo encuentro una forma de llamar a tales criterios de selección, es simple y pura discriminación. Porque de un modo u otro, a través de las faldas cortas o de las tendencia sexuales, es claro que se esta discriminando.

Comunicado de Air Nostrum sobre las faldas cortas.

En tanto Air Nostrum salió a desmentir las afirmaciones sobre que se pretendiera que sus azafatas vistieran faldas cortas, y al mismo tiempo negando rotundamente que prohibieran a su personal femenino el utilizar pantalones. Para más inri aclaro, Air Nostrum es una aerolínea valenciana, que opera los vuelos regionales de Iberia.

En el comunicado la compañía aérea afirma: “que el uniforme de las azafatas de vuelo y tierra se eligió de forma democrática en el año 2007, y que lo hicieron a pesar de que no existían precedentes en el sector”; y dejando claro “que las características de los uniformes son competencia exclusiva de la compañía”.

Agregando, sobre el recorte de cinco centímetros en las faldas de sus tripulantes de cabina, que “en realidad se alargó su longitud en siete centímetros, y que el diseño por debajo de la rodilla contempla criterios de elegancia, funcionalidad e imagen”.

Air Nostrum finaliza dicho comunicado, haciendo hincapié en que el manual sobre los uniformes de las tripulantes de cabina, “establece de forma clara que el largo de la falda será justo por debajo del hueso de la rodilla y que no se permitirán las faldas demasiado ceñidas”.

En cualquier caso, considero que el largo de las faldas debe atender a necesidades funcionales y estéticas, sin dejar de lado la comodidad, y sobre todo la opinión de las mujeres que deberán vestirlas. Las faldas cortas, entiendo que en modo alguno precisamente atienden a tales factores, con lo cual interpreto que presuntamente se pretende otra cosa.

Fuente: elpais.com    

*Nota del autor del contenido: en el artículo hago referencia a las “azafatas”, cuando en realidad no es correcto hacerlo para refererinos a las tripulantes de cabina de una aerolínea. Utilizo el término “azafatas”, consciente del error, para utilizar una terminología más familiar. No obstante, insisto que la forma correcta es hacer referencia a los o las tripulantes de cabina de un avión.

Author: Daniel Costa Lerena

Psicólogo Clínico, Master en Coaching y NLP-DBM. Webmaster y Blogger.

(6) Comments
  1. Soy cristiana y se lo que dice la Biblia con respecto a la orietación sexual, SIN EMBARGO,NO ES MENOS CIERTO QUE PUEDA OCURRIR QUE MCHOAS DE ELLOS NO TIENEN SEXUALIDAD ENTRE GENROS IGUALES Y SOLO LES GUSTA VIVR VESTIDOS ASÍ, POR LO QUE NO ENCUENTRO OBSTACULO EN QUE TRABAJEN EN LO QUE QUIERAN, LO QUE ES PREFERIBLE A SEGUIR VIENDO QUE LA UNICA FORMA DE GANARSE LA VIDA Y TENER INGRESOS ES PROSTITUYENDOSE" ESO SI ES INACEPTABLE"
    BRAVO POR ESA LINEA AEREA QUE LES DIO LA OPORTUNIDAD DE SALIR DE AQUEL CIRCULO DE LA DEGENERACION.
    BENDICIONES

    1. Andrés, como menciono abajo en respuesta al comentario de Emy, si bien su reflexión no se ciñe directamente al tema central del artículo nos ofrece otra perspectiva. Desde luego el tema de obligar a las trabajadoras a utilizar un largo de falda determinado no es que se vincule demasiado con la prostitución que digamos. Aunque insisto, sospecho que Emy lo aborda desde otro angulo y atendiendo desde sus creencias, cosa que por cierto considero viene a enriquecer el hilo de comentarios y opiniones.

  2. Gracias Emy por tu comentario. Desde luego abordas otra perspectiva sobre el tema y de seguro muchas personas coincidirán contigo. Si bien expongo claramente mi posición, o al menos es mi sosopecha de que así lo hice, de forma alguna entiendo que las trabajadoras de dicha compnía aérea estén en una situación de prostitución ni muchos menos. Metafóricamente hablando entiendo tus palabras aunuqe desde luego no las comparto, lo que no significa que deje de respetarlas. Gracias nuevamente por tu comentario. Un saludo y mis mejores deseos para ti.

    1. A vuelo de pájaro podríamos afirmar que así es, resulta complicado encontrar azafatas de compañías aéreas que no sea cuando menos de buen ver. Aunque te aseguro que en algunas circunstancias encontré la excepción que confirma la regla, y si puedo asegurar que hay azafatas trabando en compañías aéreas incluso con sobrepeso.

Deja un comentario