LOADING CLOSE

La comunicación y la actitud en la entrevista de trabajo.

trabajo y empleo

La comunicación y la actitud en la entrevista de trabajo.

Debemos tener claro qué queremos transmitir en la entrevista de trabajo y cómo lo haremos a través de nuestra actitud.
 

La entrevista personal es determinante en uno u otro sentido para lograr nuestro objetivo, conseguir un puesto de trabajo. Hay varios factores a tener en cuenta al momento de presentarnos a una entrevista de trabajo, lo primero es que vamos a interactuar con nuestro entrevistador e incluso, dependiendo de la empresa, hasta tendremos que pasar algunas evaluaciones de diferente índole. Es menester tener presente un factor muy importante; por algo nos convocaron a la entrevista de trabajo, es decir, nuestro perfil se ajusta a las necesidades de la empresa y están interesados en conocernos mejor.

Insisto, éste paso de un modo u otro es determinante y es altamente recomendable prestar atención a ciertos factores, los cuales eventualmente podrán repercutir de forma positiva o negativa en relación a nuestros intereses, es decir, conseguir el puesto de trabajo ofrecido por la empresa en cuestión.

Si la entrevista de trabajo es con un profesional en la materia os aseguro que tendrá en cuenta de una forma u otra todos los elementos que explico a continuación; si tratamos con una persona no formada específicamente en el área de las entrevistas de trabajo, igualmente éstos elementos son más que interesantes a tener en cuenta. Las técnicas de rapport desde luego son muy útiles de dominar y más en éste tipo de circunstancias; siempre tenido en cuenta que en la entrevista de trabajo eventualmente podemos estar frente a un experto en la materia. Insisto, no es lo mismo una entrevista de trabajo con un experto en rapport que con alguien que ni siquiera escuchó hablar nunca de ello.  

La actitud en la entrevista de trabajo.

Transmitir seguridad no es de modo alguno ser arrogante; mejor parecer demasiado seguro de ti mismo que un fracasado o un individuo sin iniciativa y con cero personalidad. La autoestima bien trabajada tampoco es sinónimo de ego exagerado, aunque insisto, actitud proactiva y dinámica ante todo.

Hay que ponerse en estado, es decir, prepararse mentalmente para la entrevista de trabajo; actitud positiva y no pensar en el fracaso. Si fuera el caso de que no consigamos el empleo, igualmente estaremos alimentando nuestra subjetividad con la experiencia y, eventualmente, estaremos en condiciones de aprender de ella.

Procede interiorizar el concepto que es solo una entrevista de trabajo y de modo alguno nos estamos jugando la vida y, aunque así fuera, debemos interpretarlo de forma diferente en beneficio de nuestros intereses. Los nervios y la ansiedad pueden ser tus perores enemigos, debes estar relajado y tranquilo aunque siempre atento y en estado de alerta percepción. Recuerda respirar por la nariz y exhalar el aire por la boca, algo que en el día a día muy pocas personas suelen hacer a decir verdad.

A la anterior técnica conviene sumarle la respiración torácica y no la abdominal; si es estás sentado y utilizas ésta última tu abdomen se hinchará y parecerás un globo. Desde luego si practicas frecuentemente ejercicios de relajación, yoga o técnicas de control mental estarás en condiciones de emplearlas a tu favor para ponerte en un estado idóneo para enfrentar la entrevista de trabajo.

La comunicación verbal en la entrevista de trabajo.

 
Si no tienes facilidad de palabra puede ser hasta mejor, es decir, controlar cada frase es importante; deben ser medidas aunque sonar naturales y fluidas al oído del otro. Evidentemente si el puesto de trabajo requiere de tratar con público o clientes éste aspecto, el del lenguaje, cobrará un valor muy importante y por tanto será tenido en cuenta de forma especial por el entrevistador.
  • Elabora frases completas que se traduzcan en respuestas congruentes y gramaticalmente correctas.
  • Habla a velocidad media, sin parecer un plasta ni tampoco que vomitas las palabras; lenguaje fluido y coherente.
  • Tus respuestas deben ser rápidas aunque tampoco debes precipitarte, tómate un instante para responder y de paso transmitirás cierto aire reflexivo, insisto, un par de segundos y no de minutos.
  • Espera a que te tu entrevistador te de el pié para hablar y no le interrumpas, espera a que termine y luego procede a responder.
  • Intenta centrarte en las preguntas que te formulen, si tienes cierto grado de habilidad bien puedes, luego de responder en concreto a la pregunta, agregar algún dato que te resulte oportuno; siempre por supuesto que tenga algo relacionado con la pregunta original, y si no te las ingenias para que lo tenga.
  • Conviene utilizar un vocabulario correcto aunque con cierto aire coloquial, lograrás así distender el ambiente en tu propio beneficio; desde luego es muy importante no utilizar palabras regionales o modismos particulares; un lenguaje neutro siempre resulta más efectivo.
  • Dependiendo del país cuidado en cómo utilizas el “usted” y el “tú”, en España el usted suena a respeto sumo y en otras sociedad es básico utilizarlo en el lenguaje coloquial. Recuerda que estás en una entrevista de trabajo y mejor pasar por muy respetuoso que por mal educado; no obstante, la forma en que se dirija a ti el entrevistador podrá ser buena señal para que utilices un lenguaje u otro.

En una entrevista de trabajo hay que medir nuestras palabras.

Puedes profundizar aún más sobre los diferentes aspectos a tener en cuenta en una entrevista de trabajo a través de los siguientes artículos:

Author: Daniel Costa Lerena

Psicólogo Clínico, Master en Coaching y NLP-DBM. Webmaster y Blogger.

(9) Comments
  1. muy bueno, no sabía que se fijaran en ésas cosas. Capaz que cuando fui a una entrevista me equivoqué en muchas cosas de las que decís. Miguel.

  2. Muy interesante toda la serie de artículos relacionados sobre el tema. Hablas de cosas que nadie menciona y son importantes.

    Felicitaciones por el blog, se nota tu seriedad.

    Ana.

  3. Gracias por tu comentario Ana.!

    Ciertamente poco se suele hablar de los factores que explico en la serie de artículos relacionados a la entrevista de trabajo.

    Precisamente muchos de ellos, eventualmente, pueden condicionar seriamente las posibilidades de obtener un empleo.

    Un saludo.!

  4. Gracias Miguel por tu comentario.!

    Es probable pues todos nos equivocamos y, precisamente, la clave es tomar nota de los errores para no volver a cometerlos.

    En tal sentido justamente es lo que pretendo con ésta serie de artículos sobre la entrevista de trabajo, que quienes no conozcan ciertos factores determinantes los puedan valorar.

    Un saludo.!

  5. Gracias Miguel por tu comentario.!

    Es probable pues todos nos equivocamos y, precisamente, la clave es tomar nota de los errores para no volver a cometerlos.

    En tal sentido justamente es lo que pretendo con ésta serie de artículos sobre la entrevista de trabajo, que quienes no conozcan ciertos factores determinantes los puedan valorar.

    Un saludo.!

  6. Me encantaron todos los post que publicaste sobre el tema. La verdad nunca nadie vi que lo explicara tan claro y sobre todo que lo dijera porque todo lo de las entrevistas de trabajo parece algo medio oculto y que nadie ventila.

    1. Me alegra Andres que los artículos fueran de tu agrado; la intención por mi parte era crear una serie relacionada y por otra, cosa que tú comentas, desvelar ciertos aspectos poco conocidos respecto de las entrevistas de trabajo. Un saludo y gracias por tu feedback.!

Deja un comentario