LOADING CLOSE

Balconing: ¿temeridad o estupidez?

Balconing: ¿temeridad o estupidez?

El balconing no tiene víctimas!

El balconing se transformó en moda y comenzó a difundirse a través de internet con los videos colgados por sus propios protagonistas o colegas de actividades. Algo así como exhibir la gracia, la cual muchas veces han terminado en desgracia; heridos graves e incluso muertos son las consecuencias del balconing. En sus comienzos consistía en saltar al vacío hasta que descubrieron que era más divertido lanzarse desde los balcones a la piscinas de los hoteles.

Los últimos tiempos los vídeos y correspondientes accidentes se producen precisamente en hoteles, algunos de los cuales han comenzado incluso a multar a los huéspedes que practiquen balconing.

Entre los casos habituales de tal práctica también se mezclan algunos accidentes, fruto de la temeridad y no precisamente de lanzarse a una piscina, son aquellos que intentan pasar de un balcón a otro, origen éste del balconing.

La mayoría de los casos de accidentes se da precisamente en las zonas turísticas y claro, en época de vacaciones. El desmadre de alcohol y drogas, con buena mezcla de inconsciencia a decir verdad, resultan determinantes para que nadie empuje a sus protagonistas al vacío, se lanzan solos.

Vale decir que no todos los que practican balconing son jóvenes bajo los efectos de las drogas, hay quienes no son tan jóvenes aunque si, en la mayoría de ésos casos, están bajo los efectos de los estimulantes.

Algunos interpretan el balconing como un fenómeno sociológico y sentencian que la franja etárea de los protagonistas de tal práctica es determinante; la juventud al parecer es sinónimo de inconsciencia y temeridad, de no reparar en las consecuencias de actos los cuales incluso terminan con resultado de muerte. Todo hay que decirlo, ser joven no significa ser un estúpido y todos los tigres son felinos aunque no todos los felinos son tigres.

La posible solución es la prevención, ahora, ¿prevenir sobre consumo de drogas o los riesgos que implica saltar desde un balcón?; porque seamos claros, cualquiera puede notar los riesgos de caer al vacío desde un cuarto piso.

Siendo niños si nos subíamos a un árbol teníamos claro que de caernos nos íbamos a hacer daño, otra cosa es subirse bajo los afectos de las drogas e incluyo el alcohol dentro de ellas. Bien puede interpretarse también como una variante de conducir un coche bajo los efectos de las drogas, la diferencia es que el balconing no arrastra a la muerte a víctimas inocentes de los actos de barbarie de otros.

El problema de fondo del balconing parece ser el consumo de drogas, las cuales desinhiben al consumidor y claro, insisto que el alcohol como una droga socialmente lícita tiene mucho que ver en todo ésto.

Me agrada colocar en mis artículos enlaces como forma de citar fuentes y para que vosotros podáis seguir ahondando sobre el tema tratado si os interesa, en ésta oportunidad no colocaré enlaces hacia vídeos porque no pretendo fomentar de forma alguna el balconing y ni siquiera difundir imágenes de tal actividad.

El efecto contagio es un hecho y los imitadores comenzaron precisamente cuando comenzaron a colgarse en internet los vídeos, los cuales por cierto se cuentan por miles.

El balconing no tiene víctimas, cada uno es responsable de sus actos y el estar bajo los efectos de cualquier tipo de droga no es excusa alguna; lo que para muchos puede resultar algo gracioso, para otros bien puede ser una temeridad, una estupidez o incluso un intento de suicidio al despreciar la propia vida.

Fuente: abc.es   

Author: Daniel Costa Lerena

Psicólogo Clínico, Master en Coaching y NLP-DBM. Webmaster y Blogger.

(4) Comments
  1. Jared, sospechaba que no estarías entre los que hacen balconing…….je.je.je.

    Gracias por tu comentario y muy especialmente por el premio al blog; ciertamente me has dejado sin palabras y realmente sorprendido. Tu blog, además de una estética muy cuidada, lo cual denota el respeto y el amor que vuelcas en él, cuenta con un contenido en basado en sentimientos y, a decir verdad, no me considero ser tan valiente para hacer algo así en mi blog, aunque precisamente por éso lo hago a través de mis comentarios en el tuyo.

    Jared, nuevamente gracias y un fuerte abrazo.

Deja un comentario