LOADING CLOSE

Argentino es igual a ignorante.

Argentino es igual a ignorante.

Definición sobre los argentinos que causa bastante polémica.
Marcos Aguinis

La historia es probable que muchos la conozcáis y otros lógicamente no. El escritor Marcos Aguinis, en su libro El atroz encanto de ser argentinos, cuenta la historia de cierto comentario que realizó el Premio Nobel Jacinto Benavente en oportunidad de visitar Argentina durante el año 1922.

Precisamente estando en Argentina, Jacinto Benavente recibe la noticia de que le han otorgado el premio Nobel de Literatura. Benavente, al momento de recibir la noticia no se encontraba en Buenos Aires, estaba de gira por el interior del país, viajando en tren como era habitual en ésos años.

Según cuentan, en cada ciudad por donde pasaba el flamante Premio Nobel de Literatura español era asediado por la prensa intentando recoger algún tipo de declaración respecto de la distinción recibida. Benavente no contestó a ningún periodista pregunta alguna y además no hizo ningún tipo de comentarios al respecto. Al parecer, cuando Benavente llegó a la capital porteña y justo con un pie en la escalerilla del barco listo para embarcar, es cuando se produce el comentario del Premio Nobel español a los periodistas allí presentes: “Armen la única palabra posible con las letras que componen la palabra argentino”; dicho ésto, subió al barco.

La única palabra posible de armar con las letras que componen el término argentino es ignorante.

La historia la conocía tiempo atrás de la publicación del libro de Marcos Aguinis aunque, también debo reconocer que recuerdo como me enteré de ella. Lo cierto es cuando leí el libro de Aguinis, al poco tiempo de ser publicado, volví a recordar la historia y la tengo presente hasta el día de hoy. Independientemente del contexto en el que se produce el desafortunado comentario del Premio Nobel de Literatura Jacinto Benavente, considero estuvo de más.

Me permito ser más gráfico, se pasó tres pueblos el Premio Nobel. Lo que puede ser interpretado de muchas formas diferentes, en realidad, no deja de ser una ofensa hacia una nación entera. Puedo entender el contexto e intentar descifrar el contenido real del mensaje, lo que sucede es que no encuentro nada subliminal en él, más directo y tajante Benavente no pudo ser al referirse a los argentinos. Tampoco intentemos tapar el sol con la mano. Desde hace años vengo escuchando ciertos descargos realizados a favor del protagonista de la situación, ahora, no dejan de ser interpretaciones, porque claro, disentir con un Premio Nobel de Literatura no es tarea sencilla.

Lo que si puedo afirmar, porque son muy míos, son los sentimientos que me genera tal frase. Inmediatamente vienen a mi mente varios amigos argentinos y todos, según la definición del Premio Nobel, ignorantes serían. Salvo claro, que desde el año 1922 hasta nuestros días los argentinos evolucionaran en su presunta ignorancia diagnosticada por Jacinto Benavente. Si mis amigos argentinos, los cuales forman parte de mis afectos y por tanto son parte más que importante de mi existencia, son ignorantes, yo también soy tan ignorantes como ellos, o tal vez más, porque hay que ser muy ignorante para ser amigo de un ignorante y, cuando se tiene a varios ignorantes por amigos la situación empeora.

No estoy atacando al Premio Nobel de Literatura Jacinto Benavente ni mucho menos,tampoco estoy haciendo apología alguna en favor de los argentinos, solo estoy reflexionando con vosotros, porque de verdad, cuando recuerdo la historia enseguida conecto con mis amigos, conecto con mis afectos y honestamente la anécdota no me causa ninguna gracia.

Fuente citada: AGUINIS, M (2001): El atroz encanto de ser argentinos. Buenos Aires: Grupo Editorial Planeta.

Author: Daniel Costa Lerena

Psicólogo Clínico, Master en Coaching y NLP-DBM. Webmaster y Blogger.

(4) Comments
  1. Todos los países tienen habitantes ignorantes(y en varios niveles), pero a el pueblo argentino le CUESTA MUCHO aceptar esta realidad, para los argentinos… los argentinos no son ignorantes, y los demás tal vez si.
    y eso! de cierta forma, los vuelve mucho mas ignorantes que los demás…

  2. Gracias Wladimir por tu comentario.! Coincido contigo en que ignorantes en todos los países encontraremos, incluso “a diferentes niveles” como tú comentas.

    En cuanto a tu observación sobre la idiosincrasia del pueblo argentino, te diré que prefiero no entrar a valorarla de forma puntual.

    Ahora, a nivel general, es decir si lo aplicamos a cualquier sociedad y no específicamente a la Argentina, coincido contigo en que es menester se auto críticos. Ésto cuando menos permite el comenzar a tomar cierto grado de conciencia colectiva en una sociedad y, eventualmente, que ésta cambie en positivo.

    Un saludo y mis mejores deseos.!

    1. Coincido contigo, desde luego todos somos ignorantes; incluso sobre aquellas áreas o materias en la cual estamos formados. Considero que el proceso de aprendizaje no acaba nunca y, por otro lado, a nivel profesional debemos siempre estar en la constante búsqueda de nuevos conocimientos. En lo personal entiendo procede el cuestionar y particularmente el cuestionarnos. Un saludo y gracias por tu comentario.!

Deja un comentario